Baltanás despidió con cariño a la maestra y directora de teatro Josefina Prieto

Josefina Prieto. :: L. A. CURIEL

Josefina Prieto. :: L. A. CURIEL

 

Baltanás llora la muerte de Josefina Prieto Herrero, de 71 años, que el domingo fue despedida de manera multitudinaria en la parroquia de San Millán. Natural de Frechilla, ejerció como maestra nacional en varios pueblos de Palencia y del Cerrato, destacando su trayectoria durante los últimos años en el colegio San Pedro de Baltanás.

Ejerció su vocación con actitud de servicio a la sociedad, y durante años estuvo comprometida con la vida parroquial, asociativa y cultural de la capital del Cerrato. Desempeñó diversas responsabilidades en la comunidad parroquial de San Millán y en la Asociación Cultural de Amas de Casa Virgen de Revilla. También formaba parte del coro parroquial, donde se encargaba de la percusión y además pertenecía a diversas cofradías.

En 2001, asumió la dirección del grupo de teatro de la Asociación Cultural de Amas de Casa Virgen de Revilla. A lo largo de estos años, el grupo que dirigía Josefina Prieto ha representado numerosas obras teatrales en Baltanás, Cevico Navero y Espinosa de Cerrato. En los últimos años, dirigió también el grupo infantil de Teatro de la Asociación Cultural Juvenil Baltanasiega, con la representación de varias obras en el festival benéfico que se celebra anualmente en diciembre.

Mujer sencilla y creyente, supo ganarse el cariño de todos sus paisanos, así como de los numerosos alumnos que pasaron por sus aulas. «Doña Josefina era una persona muy servicial, pues siempre estaba dispuesta a colaborar de manera altruista en lo que hiciera falta. La echaremos mucho de menos, pues ha sido nuestra directora de teatro durante muchos años», señala emocionada Natividad Cabezudo, presidenta de la Asociación Cultural de Amas de Casa Virgen de Revilla.

Josefina Prieto recibió el último adiós rodeada de cientos de vecinos, que quisieron mostrar su afecto por tanta generosidad desprendida. Su recuerdo permanecerá muy vivo entre sus paisanos, que experimentaron su cariño, cercanía y generosidad. En el mes de diciembre, dentro del tradicional festival benéfico, recibirá un homenaje póstumo a la labor realizada durante estos años.

Fuente: NORTE DE CASTILLA